lunes, 29 de diciembre de 2008

365 días

Me enseñaron que dar es siempre la mejor opción.
Que a veces simplemente es mejor no confiar aunque quieras seguir creyendo.
Que esperar es siempre una sabia alternativa y si es sentado, mejor.
Que levantarse requiere valor, pero mantenerse firme y en pie, requiere de entereza.
Que no hay luz que ilumine más que la sonrisa de un niño y que el destello aumenta si es tu hijo o hija.
Que el camino que andas lo define la forma en que elijas hacer el recorrido.
Que no importa cuanto quieras si no sabes hacer lo preciso para que suceda.
Que a veces simplemente es cuestión de aceptar que es mejor de la forma en que es y no de otra.
Pero por sobre todas las cosas, estos 365 días me enseñaron a aprender. Un lujo que si queremos, nos podemos seguir dando el resto de los años que nos queden por vivir.
Feliz 2009

martes, 2 de diciembre de 2008

El presente

Nada como ir a un concierto sin grandes expectativas y salir de allí completamente satisfecho. Eso me pasó anoche en el concierto acústico de Julieta Venegas. Su pequeña figura en ese vestidito rosado trajo a mi mente una muñequita a la que detrás de la cortina roja, le dieron cuerda por la espalda para hacerla caminar y bailar con cierta gracia natural.
Al iniciar, entonó Limón y Sal como pura casualidad, demostrando que es versatil, que hace buena música y que es una artista completa. Tocó piano, guitarra y por supuesto su ya inseparable acordeón, haciéndose acompañar de toda una banda que de seguro ha hecho más ligera la carga del crossover.
Para ella, el presente es lo único que hay. Estando allí pude confirmar que va por la vida a contracorriente, como el salmón, atravesando el viento sin documentos, porque sí, porque sí, porque sí.

lunes, 10 de noviembre de 2008

Girasoles

Siempre me han fascinado los Girasoles, aún antes de comprobar que en verdad esta flor gira según la posición del sol y su formación.
Mami siempre les llama Flor del sol y yo aún no logro entender por qué es tan difícil que sean sencillamente girasoles, como los llamo Van Gogh al inspirarse en ellos y realizar una serie de cuadros al óleo. En esta serie, nos dejó un primer jarrón con quince girasoles y otros dos con doce, mostrándolos en todas las etapas de su vida, desde plenamente en flor hasta que se marchitan.
A pesar de que el amarillo no está ni cerca de ser mi color favorito, los girasoles me encantan precisamente por su color. Siempre que los veo me recuerdan que ante cualquier situación, sólo tenemos que girar y encontrar la luz, aún cuando creamos estar en el más oscuro de los escenarios.

domingo, 9 de noviembre de 2008

Sobra espacio

La primera vez que escuché la palabra nómada fue durante la quinta mudanza que hacíamos cuando era niña. Recuerdo que salí corriendo a buscar el Diccionario Larousse y luego inventaba frases que me permitieran darle espacio a esta nueva palabra: "Somos como nómadas, otra vez nos vamos a mudar"... "De nuevo, los nómadas se trasladan a otra área"... "Ojala dejemos ya de ser nómadas"...
Cada vez que Papi anunciaba un nuevo traslado, mi hermana y yo nos quedábamos en blanco ante lo que significaba no sólo otro entorno con nuevos amigos, sino el proceso en sí de mudarse: Buscar cajas, depurar cosas, guardarlas en las cajas, identificarlas, esperar el camión, llevarlas al nuevo destino (el cual ya había sido previamente acondicionado para nuestra llegada), desmontar cajas y acomodar nuestras cosas en este nuevo espacio.
Pánico podría ser una palabra perfecta para describir lo que provocaron aquellos cinco traslados de mi niñez-adolescencia, los cuales hoy recuerdo con nostalgia. Ya de grande, viví otras dos mudanzas propias del proceso de crecer e iniciar un nuevo camino.
Hoy, mucho tiempo después de las anteriores, llega una nueva mudanza. Con esta en particular, veo cumplir varios sueños que albergaba desde hace ya un tiempo. Este nuevo techo, su nuevo entorno y un nuevo olor, tiene espacio para todo, menos para el trauma, el pánico, y mucho menos para la nostalgia.

miércoles, 5 de noviembre de 2008

Años luz...


Estos son algunos titulares que he visto hoy en medios internacionales:
El Mundo.es: Obama cambia el color de la Historia
El País de España: Obama culmina el sueño de cambio.
La Nación de Argentina: Históricas elecciones presidenciales. Tras su triunfo, Obama afirmó que EE.UU. envió un mensaje al mundo.
Yahoo newss: Triumphant Obama turns to sobering challenges.
The New York Times: Racial barriers falls as voters embrace call for change
El Mundo, también de España, "El 'sueño' de King se ha cumplido, el 'sueño' americano también". El británico The Guardian titula "Obama presidente: el cambio ha llegado"
Le Monde, francés dice: "La victoire de Barack Obama porte un nouveau rêve américain"
El Corriere della Sera: "L'America ha scelto: Obama presidente"
CNN: "Change has come", Obama beats McCain.
BBC Mundo: Obama, presidente
El Tiempo de México: Barack Obama, nuevo presidente electo de los E.U.
Miami Herald: Barack Obama makes U.S. history
Aquí, en la suiza dominicana, donde todos somos ojos azules y más blancos que McCain aún recién perdido, hablamos de:
"Un negro camino a la casa blanca".
"Por primera vez un negro como Presidente de los Estados Unidos"
"Obama hace historia: será el primer negro que habite la Casa Blanca" e incluso un medio destaca que un historiador cree que el gobierno de Obama presionará al país por el caso haitiano. Que bueno que no somos un país racista. No puedo imaginarme cual sería el enfoque de nuestros líderes de opinión si en verdad lo fuéramos.

Lecciones de cambio.

Obama me despertó a las 3:13 AM dándome las gracias y diciéndome "We made history".
Yo medio me reí y con un ojo abierto y otro cerrado seguí leyendo el mensaje en el teléfono, el cual concluía diciendo que todo esto ha pasado por mí.
Ya dormida, pregunté ¿Por mí? Pero si yo no he hecho nada más que seguir la efectiva, agresiva y bien orientada estrategia de comunicación que tuvo su campaña. Desde lejos, como toda una neófita de temas políticos participaba en una que otra conversación y seguía las noticias en los medios.
Por curiosidad y a manera de aprendizaje, me suscribí a su WEB y todos los días junto a un “Yes, We Can”, recibía updates de los aportes, las apariciones, los discursos y todo los mensajes que enviaban Joe Biden, David Pouffle, Jon Carson, Steve Schale y otros más conocidos como Al Gore, Mayor Manny Díaz, Michelle Obama y el propio Barack Obama.
No me siento parte de este triunfo, obviamente no tengo porque sentirlo, pero de igual forma lo estoy disfrutando y al ver con satisfacción en la TV su primer discurso como Presidente electo, no escucho insultos, no oigo a Tulile, nadie va pa’ fuera, nadie se jacta de que sigue subido en el palo, nadie agravia al candidato perdedor, quien al mismo tiempo da un discurso por todo lo alto y reconoce el triunfo del opositor de forma elegante, modesta y hasta sincera.
"Hicimos historia". "El cambio ha llegado" y "ustedes son parte de esto". Cuanta envidia da eso.
Que lejos estamos.

martes, 4 de noviembre de 2008

Albéitar


Ayer, mientras regresaba de Puerto Plata por un viaje de trabajo se hablaba de la gente que había perdido sensibilidad, inocencia, sentimentalismo. “No me importa que mi hijo me crea sensible si lloro al ver una película” dijo alguien en la conversación, si quiero llorar, lloro. Otro dijo que si eso se perdía, ya se jodía todo pues era como que se perdía el don de gente.
Hoy en un almuerzo, esta conversación regresó a mi cabeza. Se trata de la gente. De esa capacidad que tienen algunos de pisar la manguera del otro bombero en medio del más feroz incendio. Se trata de aquellos que son mal agradecidos adrede, hipócritas a propósito y mal intencionados con alevosía.
Muchas veces he dicho ante compañeros de trabajo que debí estudiar Contabilidad. Suelo hacer este comentario cuando la frustración me arropa, ante un formalismo que me impide lograr algo o por el simple hecho de desilusionarme con la incapacidad de que alguien logre lo que espero.
La mayoría de las veces lo he dicho cuando una persona hace o dice algo con lo que no estoy de acuerdo.
Hoy me di cuenta que no es la capacidad o facilidad de hacer que algo cuadre. Que ni siquiera es la desobediencia a una regla, el no seguimiento a un proceso o la violación de alguna política o norma sin fundamento ni sentido.
Se trata de la gente. De aquellos para los que joder y joderse es un chiste. Se trata de otros que publican titulares como los de El Nacional de esta tarde como si fuera un chiste que todos debemos celebrar.
Hoy, alguien me dijo, no es la gente. Eso también pasa en Contabilidad. Entonces me di cuenta que no es Contabilidad lo que debí estudiar, sino más bien hacerme veterinario. Justo en ese momento, me llegó a la cabeza un graffitti que vi hace un tiempo en una pared y que describe lo que hoy pienso: "Mientras más conozco la gente, más adoro a mi perro."
Que conste en acta, nunca en mi vida he tenido perro.

jueves, 16 de octubre de 2008

Damas de blanco.

Se veían felices pero también vacías. Aunque pudieron salir a tiempo, aquella prosperidad que les acompaño en el viaje aún les hace pensar que sin importar el lugar en que estén, son seres de características superiores.
Se quedaron por allá por los años 50. Inmóviles ante las realidades que le rodean. Hoy tienen la libertad de elegir cosas tan relevantes como la educación de sus hijos, pero la mayoría de las veces se enfocan en otras tan absurdas como la conservación de la raza.
Eligieron quedarse allá, en los años 50. Al verlas, imaginé aquel día en que las llamaron y las pusieron en fila para ser cortadas con la misma tijera. Noté que unas cuantas pudieron escapar y lograron teñirse el pelo de color diferente: rojo, castaño, marrón. Esas pocas, hoy usan oro en lugar de perlas o quizás perlas en lugar de oro. Pero no valen estos esfuerzos. Aunque encontraron la libertad al cambiar de isla, siguen con los mismos límites mentales, presas de las mismas costumbres, amantes de las mismas historias, escuchando la misma música, disfrutando el mismo sabor, oliendo el mismo olor.

sábado, 4 de octubre de 2008

5 y 3

Los niños son algo realmente impresionante. Tienen esa capacidad de reaccionar de forma única ante cualquier situación, sobre todo aquellas que de adultos, nos hacen volvernos locos de preocupación, tensión, angustia e incluso miedo.
Los niños son sabios. Dicen las palabras precisas en el momento más apropiado. Pero sobre todo, sonríen, sueñan, juegan. Sabiendo, quizás sin saber.
Los niños son realmente sorprendentes. Hacen las preguntas menos esperadas o responden de la forma más inesperada. Quizás porque de antemano saben la pregunta y sólo esperan que llegue el momento para responderla.
Los niños son dignos de imitar. Ayer mi hijo de 5 años decidió regalarle a Mamá (su abuela) unos pajaritos porque la jaula estaba vacía. No los eligió del color que a él le gusto, sino en blanco porque era el que a Mamá le gustaría.
No les puso nombre, porque como era un regalo, Mamá debía hacerlo "y si ella nos lo pide, entonces le ponemos un nombre, pero que a ella le guste"...
Los niños son maravillosos. Tocan piano cuando uno piensa que no hay cabida para alguna melodía y usan rayos láser color rojo con binoculares, porque aunque esté oscuro, así todo se puede ver mejor.

jueves, 2 de octubre de 2008

I´m asking you to believe.

Y Justo cuando pensábamos haberlo visto todo en materia de Marketing y política, Obama lanza una herramienta para reclutar votantes a través del iPhone.
Ya no es sólo YouTube, Facebook, LinkedIn o Twitter. Cuando se trata de mercadeo y política, las buenas ideas no se hacen esperar y este software es precisamente el más reciente esfuerzo de capitalizar oportunidades a través de la tecnología.
“Call a friend”, es la primera herramienta y permite al usuario llamar primero a los teléfonos de sus contactos, organizándolos según las necesidades de la campaña. Sí, lo que esto significa es que le sugiere llamar a los amigos que viven en estados donde los votos estén “flojos” y deja al final de la lista a aquellos que están más seguros. Por supuesto, privacidad absoluta. Al fin de cuentas lo que debe interesar es un registro que permita crear un ranking de llamadas hechas y lugar de procedencia (dato que espero de forma ansiosa).
La segunda herramienta “Get involved”, elogiada por muchos expertos en tecnología y marketing como excelente, usa el GPS para localizar la posición actual del votante y le indica dónde se encuentra el comando de campaña más próximo del candidato así como un calendario de los eventos locales, los cuales son ordenados por proximidad al lugar de origen del aparato.
La aplicación, disponible desde iTunes y totalmente gratuita, cuenta con otras herramientas como updates, noticias, eventos locales, media y una que llamó mucho mi atención: “isues” en donde el usuario puede aclarar o enterarse del plan de Obama y sus posturas ante temas esenciales a encarar en su posible próximo mandato.
iPhone y Obama dos marcas memorables que hoy nos dan una nueva lección en materia de comunicación , haciendo uso de creatividad, innovación y tecnología.
La aldea está cambiando.

domingo, 21 de septiembre de 2008

La paz usa converse rojos


Mañana 21 de septiembre se celebra en todo el mundo el Día internacional de la paz. Así lo proclamó, hace ya 20 años, con resolución y todo, la Asamblea General de las Naciones Unidas.
Como a veces se vale soñar, un día como éste quisiera cerrar los ojos y ver desaparecer todo tipo de conflicto, todo tipo de ataque, todo tipo de guerra existente en nuestro mundo: Las frías, las mediáticas, las ambiciosas, las de desprestigio, las de envidias, las de dominio tecnológico, las de presión, las de afán, las de fé, las de miedo.
Quisiera que antes de que finalice este día 21 con la palomita y la bandera blanca incluidas ocurriera un milagro y desaparecieran todas las guerras. Pero el día aún no empieza y ya tengo la mía personal: convencer a mi hijo de que los convers rojos, no pegan con su atuendo de paz.
¿Y qué importa que sean rojo mami? preguntó. -Que el rojo no es un color de paz-, intento explicarle. -Debes ir de blanco completo, el blanco es el color de la paz-.
¿Su sabia respuesta? -Ok mami cuando sea el día de la guerra tu me los pones.
De verdad, no importa, intentaba convencerme. -Mis convers rojos son los que yo uso todos los días-...

Séptimo Arte

Conocí a Marlene Dietrich gracias a Luis Beiro, de quien aprendí las cosas que sé del verdadero Séptimo Arte, tal cual titulamos la columna que para inicio del 2000 (es más cómodo ya que decir finales de los 90...) osaba escribir en el desaparecido suplemento Tertulia del también desaparecido diario La Nación. Para aquellos que me conocen, mi efímera y única experiencia en una sala de redacción.
Anoche por casualidad, encontré su rostro en el afiche de la Muestra Internacional de Cine de Santo Domingo, la cual en esta entrega del 2008 tiene como país invitado Alemania, con lo cual, se anuncia una presentación especial del clásico “Angel azul” film que convirtió a Dietrich, en toda una estrella internacional durante los años treinta.
Títulos como El expreso de Shangai, La condesa Alexandra, Sed de mal y por supuesto La vuelta al mundo en 80 días junto con Stage Fright de Alfred Hitchcock, fueron algunos de los que veía cuando todo el mundo en mi casa se dormía y sólo quedábamos yo y el VHS. Para aquel entonces, iba los viernes por la tarde a Video Europa y me llevaba el insumo para la próxima columna.
Aquella fue mi primera experiencia con los hoy ya acostumbrados "intercambios publicitarios". Nicola Metta me prestaba las películas, yo las reseñaba y le daba publicidad: "Búsquelas en Videoeuropa".
De aquella negociación, fueron muchos los films que vi de Marlene Dietrich. Hoy recuerdo perfectamente Angel azul, el cual fue siempre mi favorito, más que nada por el nombre del personaje que encarnaba Marlene. A manera de resumen, una historia de un hombre que cae en la sumisión absoluta, en los encantos de la belleza femenina, dejando a un lado todos los títulos, y honores que hasta ese momento le hacían inmune a otras mujeres, dejando a un lado incluso su formación académica y moral para caer ante los encantos de Lola. Escrita en 1930, Angel azul nunca envejecerá. Es como el séptimo arte, un tema siempre vigente. En eso Luis Beiro, tuvo toda la razón.

viernes, 12 de septiembre de 2008

Ni es lo mismo, ni es igual.

Bajo el título Merengue Mundano, aliento divino, Fernando Neira, periodista de El País reseña hoy el concierto de Juan Luis Guerra en Madrid.
Lo compara con Chris Martin, alegando que aunque no es ni siquiera su versión caribeña, comparte con él algunas características insospechadas como lo es el poder de convocatoria. Días atrás Coldplay juntó unas 15mil personas en el mismo lugar donde Juan Luis logró reunir 14mil.
No obstante al reconocimiento de su convocatoria, Neira le dio duro. No faltará quién localmente salga a defender el honor de nuestro "padre de la música" e intente tapar el sol con un dedo, defendiendo lo indefendible.
Sí, Juan Luis es nuestro, es bueno, todos los disfrutamos, nos enamoramos con sus canciones, las bailamos, tarareamos más de una vez todo su repertorio en el Estadio Olímpico, en Chavón, en el Teatro Nacional, incluso en Montecristi cuando en septiembre del 92 se presentó junto Silvio, pero como titula una de sus producciones, ya ni es lo mismo ni es igual.
En España, por ejemplo, según destaca la nota, el 80% del auditorio era español, aquellos que en tiempos atrás bailaban Ojala que llueva café, La bilirrubina, Buscando visa para un sueño, El costo de la vida y demás clásicos de la época gloriosa de nuestro Juan Luis, hoy parecen no saberse las canciones de su último disco, La llave de mi corazón.
Lo curioso es que mientras allá sucede eso, aquí hablamos de que al lanzar “La llave de mi corazón” comienza una nueva etapa musical en la carrera artística de Juan Luis Guerra, lo cual se evidencia no sólo por la cantidad de premios que ganó en el último año, sino porque con esa producción el artista dominicano inició una nueva negociación con la disquera Emi Music.
Neira, indica que Juan Luis, que nunca fue demasiado voluptuoso a la hora de escribir sus letras, ahora lo es todavía menos, y que ya no figura en las oraciones de nuestros paisanos en la madre patria. Al parecer ha sido sustituido por las travesuras musicales de Luis Segura o Blas Durán.
Más curioso aún es que mientras allá se habla de Merengue mundano y aliento divino, aquí se escribe un libro “Juan Luis Guerra: merengue y bachata a ritmo de poesía y compromiso.

jueves, 11 de septiembre de 2008

Los pela plátanos

Más de una vez he escuchado una afirmación que es de total desesperanza: "La juventud no está en esto". Me suena a sentencia, una que sencillamente no comparto. Pienso que a nuestros jóvenes hoy más que nunca les faltan líderes. Modelos a seguir, ejemplos a imitar.
También creo que hace falta que a algunos les desconectemos el chip de la cultura del "dao" y que impugnemos en otros la implementación de la ley del mínimo esfuerzo.
Pero de igual manera, veo muchos otros que se han fajado y han logrado, con estudio, trabajo y dedicación la solidez necesaria y el fundamento requerido para hacer que la moneda tenga otra cara. A estos, muchas veces nadie los oye. No logran la atención que demandan, no encuentran eco en sus acciones o escaleras para ascender, se desgastan y entonces son enrolados en aquella sentencia.
Hoy, dos jóvenes, deciden iniciarse en el blog world con el objetivo de "despertar una conciencia justa y limpia en jóvenes y adultos tocando todos los temas de la vida cotidiana".
Según reza la intro, Los pela plátanos, intentarán desnudar los problemas socio-políticos y económicos de República Dominicana y del ser humano en sentido general.
No tienen miedo a las discrepancias, están abiertos a todo tipo de aportes y críticas (siempre que sean constructivas). Les interesa el debate, crear conciencia y desmentir verdades para un futuro mejor.
Definitivamente, la juventud si está en esto.

domingo, 7 de septiembre de 2008

Prejuicio

Ayer aprendí el verdadero significado de esta palabra. Algo aparentemente simple y escuchado con frecuencia, se convirtió en una experiencia vivencial. Fui la protagonista principal de un aprendizaje forzoso sobre no formarse juicios preconcebidos sobre una persona o tema.
Mi razón se cegó. Armé mis propios argumentos sin base ni fundamento por alguien que apenas había visto una primera vez. Hice juicios temerarios e incluso calumnié.
Justifiqué lo que hoy entiendo fue un momento inoportuno, fortuito, quizás incluso irrelevante, distorsionándolo hasta convertirlo en mi verdad absoluta. Por suerte, o por inducción, aprendí del error y me di cuenta que no estaba siendo justa.
Fui vulnerable, ¿Que ser humano no lo es? Lo importante es que tuve, tengo el valor de admitirlo y aproveché un escenario sin duda más favorable que el primero y mucho más directo, más real, para ver de otra forma a la persona anteriormente prejuzgada. Reordené mis ideas y percepciones con un juicio objetivo, y tuve la grandeza de reconocer sus virtudes y fortalezas.
Doy por aprendida la lección. Favorezco abolir el prejuicio para mi propia conveniencia. Antes de sentenciar a alguien o algo por ser bueno o malo, me tomaré los segundos necesarios para definir si estoy siendo objetiva. Asumo el rol de Elizabeth, con todo orgullo y sin ningún prejuicio.

martes, 2 de septiembre de 2008

Cumpliendo promesas

Mariana llegó de Córdoba y cumplió sus dos promesas:
Promesa I:

Dos genios del rock en español: obras mezcladas, música, letra, genialidad, complicidad... Un DVD y el CD. Lo esperaba desde marzo, y ya por fín (gracias a La Pupa) lo tengo en mis manos y no ha dejado de sonar:

Crucificame que me gané la cruz y los clavos/ Crucificame entre dos ladrones que me roben el taparrabos/ Crucificame y clavame una lanza en la panza, cuidado nena que puedo resucitar, entonces me volvés a crucificar todas las veces que haga falta. Me volvés a clavar los clavos en las manos y en los pies y la lanza en la panza. Me volves a clavar los clavos en las manos y en los pies y la lanza en la panza. Crucify me! Entonces me volvés a crucificar todas las veces que haga falta. Me volves a clavar los clavos en las manos y en los pies y la lanza en la panza. Crucify me...!

Promesa 2:

Escuché de Maitena (hace mucho tiempo ya) a través de La Gitti y desde el inicio me fascinó. Entonces sólo conocía Mujeres alteradas, comics que ha sido publicado a nivel mundial y por ende en diferentes idiomas.

Más adelante lanzó Superadas, título del comic que diariamente publicaba en el Periódico Argentino La Nación y que posteriormente se convirtió en una serie de 3 publicaciones que iniciaron en el 2002.

Hoy, (gracias a La Pupa) la serie Superadas se completa y tengo conmigo Superadas 3, el cual les confieso está mejor que los dos primeros. Humor irónico del bueno, reflejando el día a día de las mujeres, enseñandonos que aunque la risa no soluciona algunas situaciones, nos ayuda a verlas de forma diferente.

lunes, 1 de septiembre de 2008

Yo sufro con....

No conozco a Rabeika Messina, pero públicamente debo confesar que soy su fan (aunque no me he inscrito en la lista oficial de su blog). La he seguido desde http://lavidaenolla.com/ y por supuesto en http://www.sabeafresa.com/ . Más recientemente, todos los sábados busco sus artículos y cruzo los dedos para que sea ella quien tenga la entrevista central de Estilos.
Esta chica, quien asumo debe tener unos veinte tanto años, me ha cautivado con su buena redacción, algo desenfadada pero sobre todo muy inteligente y coherente. Sus serie de Yo Sufro con.... me han convencido de que ahí afuera hay muchos jóvenes con alto potencial de salvar la calidad periodística de nuestros medios y me aseguran la decisión de haberme marchado de aquella charla en la que Bonaparte Gautreaux Piñeyro invitó a las entonces estudiantes de periodismo a estudiar repostería, como su mujer.

Debo confesar que aunque antes yo sufría mucho con todo, bueno, debo sincerarme, sufría con cualquier cosa... Hace un año o poco más, elegí por voluntad propia dejar de hacerlo. No sé, me tomé en serio aquello de que el sufrimiento no es la base del éxito...

Aún así, me permito tomarle prestada la idea a Rabeika y hacer una parodia (en el buen sentido de esta palabra) de sus sufrimientos, pero girando un poquito el sentido, con cosas de mi día a día, que de seguro son el día a día de muchos.
Yo sufro con la espera, aunque generalmente no soy muy puntual.
Yo sufro con la gente que se escribe comentarios en su propio blog para que los demás piensen que tienen lectores (Una muestra de que es así es que casi todos son anónimos... Normalmente quien sigue un blog es blogger...) !Por favor!
Yo sufro aún más por quienes se pasan el día votando por su propio blog para ganar votos en el concurso del mejor blog del año.
Yo sufro con los AMETS, más ahora que andan en manadas en cada esquina.
Yo sufro con la gente que usa Hi-5, Faisbuk (como diría Gina López) para llevar la vida de otra persona, en lugar de aprovechar el maravilloso mundo de las redes sociales y hacer de estas algo verdaderamente útil.
Yo sufro con la temporada de Huracanes, sobre todo por que en nuestro país, parecería que jamás aprenderemos la lección.
Yo sufro con la gente que no logra definir su rol en la vida y peor aún, aquellos que ni lo entienden ni lo aceptan.
Yo sufro con el mal servicio al cliente y en nuestro país hay más de cincuenta empresas que encabezan esa lista. Diez de las cuales también encabezan otras listas como mejores empleadores, empresas más admiradas, etc...
Yo sufro con la gente que no acepta su realidad y más aún con la que olvida sus orígenes.

Ahora que lo pienso bien, sufrir no es el verbo que aplica en la mayoría de estos casos. Podría cambiarse indistintamente por Yo me asombro, yo me río, yo me frustro o sencillamente me sorprendo, de eso se trata, de dar un giro a las cosas y seguir adelante: Keep Walking...without suffering...




lunes, 18 de agosto de 2008

La viuda de en frente

¡No puede ser! Y ahora, ¿Qué haré? La escuchaba decir desde la ventana de mi baño. Vestía de negro, como todos los que llegaban junto a ella. Sólo una más lloraba detrás, aunque no de igual forma, lo hacía con un dolor similar: No quiero entrar, esa ya no es mi casa. Si mi Papá no está ahí, esa ya no es mi casa.
Pasaron dos meses y casi la olvidé. Por más que me asomaba a la ventana, el parqueo seguía sin ella. La buscaba cada mañana con la casi necesidad de verla encender el Pontiac que hacía meses encendía él antes de irse a caminar junto a ella cada mañana.
De repente, cuando casi olvidaba su existencia, noté que la viuda de en frente apareció de nuevo y seguía igual de triste, tanto que a veces, a pesar de estar ahí no la veía.
Dos años despúes la veo de nuevo y esta vez, muy diferente. La Rubia de enfrente estaba sentada en el mismo lugar donde antes lloraba.
Ya no está sola, tiene compañía, ahora ríe a carcajadas y la sigo viendo desde mi ventana, como una señal inequívoca de que todo, absolutamente todo, por más difícil que parezca, pasa.
Como diría Rosa Francia Encarnación, hasta la ciruela pasa.

Back to school

La mejor herencia que pueden dejar los padres a sus hijos es la educación.

Cuando era niña y escuchaba esto, me sonaba a premio de consolación, pues estaba clara de que mis padres no tenían para mí otra fortuna que no fuera la voluntad de educarme.
Ahora que soy grande y tengo mis hijos, me suena a reto. Un reto que cada día se hace mayor, no sólo por el compromiso con la calidad de la enseñanza, sino también por la inversión económica que conlleva lograrlo.
El inicio del año escolar, en buen dominicano, nos dejó a todos sin un chele. Durante las compras no dejaba de preguntarme, ¿Cómo se hace la gente que tiene cinco hijos y menos ingresos? Nadie me supo contestar, pero todos lo hacen. Todos lo hacemos. Y creo que es precisamente basados en la premisa de que es la mejor herencia que les estamos dejando.
Hoy llevé a María del Mar a su primer día de clases. "Welcome back to school!", decían a coro y con efusividad las maestras al darle la bienvenida a todos los niños. ¡Pa´l colegio las mujeres y los hombres del futuro coño!", gritó un vendedor de cosas viejas que pasaba en ese momento frente al colegio.

domingo, 17 de agosto de 2008

Las sencillas genialidades de Pixar


La tv está encendida y mis hijos ven "A Bug's Life " una de las tantas genialidades de Pixar Animations Studios (aunque por supuesto, no la mejor).

Llama mi atención una escena, en donde uno de los insectos intentando atraer la audiencia dice a manera de saludo: "Buenas noches, Damas y otros insectos"... Ya es la segunda vez que escucho la frase, pero por alguna razón que desconozco en esta oportunidad imaginé a la distinguida Alejandrina iniciando así su discurso en su presentación como Secretaria de Estado de la mujer...

De inmediato, la mala memoria que ultimamente me caracteriza, me dio un espacio para recordar otras frases que me han encantado tanto como la de Alejandrina, y que bien pudieran ser parte de otras escenas en nuestra vida real. Por supuesto, en escenarios y con personajes muy diferentes a los que le han dado origen...

Los peces son amigos, no comida.


"No es al camión al que apunto"


"No puedes cambiar la naturaleza"

No importa cuántas veces salvas al mundo, siempre vuelve a estar en peligro otra vez.

No se puede negar, todo lo de Pixar es genial. Genial y sencillo al mismo tiempo. Quien me diga lo contrario lo hace por que no vio Wall-e.

Steve Jobs, Presidente de esta empresa (y un genio por muchas otras cosas que todos conocemos), destaca que ser el mas rico del cementerio no es lo que más le importa, sino acostarse por la noche y pensar que ha hecho algo genial.

A él, eso es lo que más le importa, yo desde aquí, creo que ya puede morir tranquilo.

jueves, 14 de agosto de 2008

Vicky Cristina Barcelona

Y justo cuando empezábamos a extrañar algo de buen cine, llega Woody Allen con 'Vicky Cristina Barcelona.

La película, ambientada (obviamente) en Barcelona, narra a la manera de Woody Allen la historia romántica, de un pintor que se relaciona con dos turistas norteamericanas y su ex novia, dando como resultado el retrato de algunos estereotipos, que traspasan a la pantalla del cine mostrando los miedos, deseos y complejos que en algún momento padecemos todos los seres humanos.
Woody Allen nuevamente pone de manifiesto su espectacular inteligencia, uniendo a Javier Bardem, Scarlett Johansson, Penélope Cruz y Rebecca Hall. Un cuarteto sin desperdicio que desde ya es considerado por algunos, su mayor aporte a la historia del cine (afirmación hecha, no sólo por el valor de la película como tal, sino por el dúo Scarlett-Penélope, besándose en una de las escenas).

Se estrena mañana en Estados Unidos. Esperemos que pronto llegue al patio y podamos sacar nuestras propias conclusiones, mientras, nos queda confórmanos con el trailer:

http://www.elmundo.es/elmundo/2008/08/13/videos/1218621574.html

sábado, 9 de agosto de 2008

Caído del cielo

No importa si tienes un postgrado, MBA o un PHD. Tampoco si te graduaste de la secundaria como estudiante meritorio o si el diploma dice Summa Cum Laude. Nada significa el hecho de que tu vida profesional sea una colección de reconocimientos por los logros alcanzados.

No importa si tienes habilidades, destrezas o experiencia vasta en alguna disciplina. Menos aún que tengas el coeficiente intelectual necesario para estudiar ciencias exactas, geopolítica, literatura o astronomía. De poco sirve que seas un adelantado en materia de tecnologías de la información. Si has leído o conoces a Faulkner, Nabokov, Pamuk, Borges o si te conoces la vida y obra de Shakespeare, es en vano.

Todas las respuestas que pensabas tener, se evaporan cuando un niño de cuatro años lanza su dardo cargado con esa avidez única que un ser que no ha cumplido ni siquiera un lustro puede tener. Se trata de una inmejorable mezcla de inocencia, picardía y, sobre todo, curiosidad, demasiada curiosidad por saber el qué y el por qué de todo lo que existe a su alrededor.
Aquí algunas de esas preguntas que en determinados momentos me han invalidado, sin poder ofrecer a las mismas las más mínima respuesta, por risa o por ausencia de argumento:

−¿Mami, ese es el carro de Juan Pablo Duarte? (Al ver una camioneta de la Dirección General de Aduanas con un gran escudo y una gran bandera pintada detrás).

−¿Tiene tu crobio, Mami? (Al decirle que no se llevara un juguete a la boca por que tenía microbios y se podía enfermar).

−¿Cuál brilla más, el sol o la luna? (Una noche de Luna llena en la que era imposible ignorar el brillo de ese satélite).

−¿Por qué tú le das dinero a ese niño? (Cada vez que le doy algo a cualquier pequeño en alguna esquina de la ciudad).

−¿Dónde están sus papás? (Siempre viene detrás de la pregunta anterior).

−¿Qué es la Libertad, Mami? (Pensé que tenía la respuesta y a pesar del sueño y el cansancio, me atreví a responder con mi versión de la libertad, a lo cual respondió: −Yo pensé que la libertad es una estatua que hay en Nueva York.

−¿Por qué se llama pez si está en el agua y pescado cuando nos lo comemos? (El día en que se intoxicó al comer minuta)
−¿Por qué se fue la luz? (Una noche en que después de 20 horas de apagón, nos quedamos sin inversor.)

−¿De quien es esa fiesta Purple?(En medio de una caravana del PLD).

−¿Qué pasa si Papa Dios se cae del cielo? (No recuerdo el contexto, pero es la única que aún espera por respuesta).


lunes, 4 de agosto de 2008

Comunicación y temporalidad

Los desafíos de la comunicación en un mundo fluido de Sandra Massoni es uno de esos libritos que engaña. Dirigido a comunicadores y otros profesionales interesados en la comunicación estratégica, de entrada no me motivó siquiera a comprarlo, pero al ojearlo, salió la Vielka compulsiva con su vocesita insistente y dijo, cómpralo, cómpralo, siempre hay algo bueno en cada libro.

Lo compré y no me arrepiento. Desde una perspectiva teórica y metodológica recoge producciones de la autora sobre artículos publicados en diferentes países, conferencias internacionales y descripciones de sus experiencias, presentando el concepto de estrategia de comunicación dentro del marco de la temporalidad, categorías básicas que nos llevan a reconceptualizar la comunicación, nuestro rol como comunicadores y los estudios comunicacionales en un mundo cada día más fluido.

Como punto de partida, nos remite a 1999, presentando una síntesis de la obra Cara y contracara ¿una civilización a la deriva?, una reflexión de Víctor Massuh sobre los problemas que enfrenta la humanidad, que antes, durante y ahora se repiten incansablemente ante nuestros ojos.

Aquí, parte del texto:

Es bueno recordar que nada en el ser humano ni en la naturaleza es un fragmento. En cualquier terreno que transitemos es preciso no perder de vista el horizonte de la totalidad.

Tampoco somos un fragmento de tiempo, ni la coexistencia casual de sus tres partículas: pasado, presente, futuro. Nos constituyen esas tres dimensiones como una totalidad orgánica. Se hiere una parte y queda afectado el conjunto.

El tiempo no crece linealmente sino en expansión. El tiempo de un individuo se amplía en otro, en el de un pueblo, el de una fraternidad colectiva. Crecemos hacia atrás, hacia adelante, debajo y arriba del tiempo. En todo instante vivido con intensidad extrema, su onda expansiva lleva más lejos los límites del pasado y del futuro, los enriquece e ilumina.

Hoy es preciso recuperar la vivencia del futuro como aventura, indeterminación y esperanza. Buena parte de la creativad cultural prefiere ser rememorativa más que proyectarse en la exploración de caminos nuevos.

Abrir las puertas al futuro en el plano de las ideas. Aún reconociendo que el porvenir tiene su propia autonomía, un arbitrio incognoscible.

Necesitamos recuperar el poder soberano de la voluntad para ir creando a cada instante.

Entre Dominicanos la vida es más sabrosa

Lo pensé en el avión, al escuchar a todo el mundo hablar al mismo tiempo. De inmediato me di cuenta que el viaje tendría su saborcito. Justo antes del despegue, el tamborero abrazó su tambora como si fuera su hija menor. Le dio un beso luego de hacer la señal de la cruz tres veces de corrido.
Qué decir de su reacción cuando la aeromoza le indicó, mitad en inglés mitad en portugués, que debía guardarla en un compartimiento. Intervinieron cuatro de sus compañeros para asegurarle que, aunque estuviera allá delante, su tambora estaría segura. No le quedó más opción que darle otro beso en señal de “hasta luego”.

Después de ese episodio, dirigí mí vista al joven taxista. Supe que era taxista pues él se encargó de que todos lo supiéramos al exclamar desde su asiento: “¡A coger lucha de nuevo en un taxi!”. Estuvo en Santo Domingo para conocer su hijo recién nacido, el primero de cinco que piensa tener. Se queja constantemente del dinero y de lo que cuesta ganarlo, pero quiere cinco hijos, “aunque sea para pasar trabajo”, declaró mientras devoraba el chicken que le ofreció en inglés la “portuguesa”.

Dos nalgadas y una sesión de gritos desesperados desvíaron mi atención hacia la señora gorda que trata de calmar a su hijo. Nada de inteligencia emocional ni de psicología infantil. Ella maneja sus propias emociones y la de su pequeño mostrándole −a su manera− quién tiene el poder. Sólo atiné a escuchar la primera parte de su advertencia: “Todavía no hemos llegado a Nueva York, yo te agarro aquí mismo y…” La frase siguió con un gesto de sus manos que no debió gustarle mucho al niño, porque guardó silencio el resto del viaje.

Al cruzar hacia el baño, vi en primera clase una exquisita pareja que, agobiada por el ruido, saca sus ipods y sueñan con llegar a la 5ta. Avenida. Los veo ojear la revista del Sky Mall y sacan una cartera con varias tarjetas de crédito para lo que yo consideré una revisión del armamento o un inventario de las herramientas necesarias para la misión del viaje: compras en la gran ciudad.

El copiloto avisa la llegada y todos nos alegramos de ello. Minutos después, lo que pensé el mejor cierre de cualquier espectáculo: aplausos del público ante un tímido “ladies and Gentleman, welcome to New York City”. Luego de una larga caminata y grandes filas en migración, mientras esperaba las maletas me di cuenta que la mayoría de los pasajeros tomaba su equipaje y le daba un abrazo o se despedía de quien identificara como compañero de viaje (que a propósito dura unas 4 horas).

Al salir, más gestos. Manos y brazos abiertos en señal de recibo corren a buscar al que llega cargado. Gritos, abrazos con media vuelta, más gritos, más media vuelta, más abrazos (ahora con una alzadita), más gritos… Desvío mi vista ante unos japoneses que llegan de otro vuelo y veo que un señor recibe a una señora dándole algo que simula un abrazo con tres golpes en la espalda similar a los que se dan a los recién nacidos cuando toman leche.
Otro, más frío aún, sólo agarra las maletas y sigue caminando. Otro, que supera a los dos anteriores, se limita a abrir el baúl del carro para entrar las maletas del que llegó.

Pero los dominicanos, los dominicanos seguimos la algazara y de inmediato el grito más fuerte hace que vuelva la vista de nuevo hacia el tamborero, quien soltaba la tambora para salir corriendo a encontrar a quién presumo sí es su verdadera hija. La carga, la besa, la abraza, dice varias frases al mismo tiempo y al final le muestra la tambora: “¡Yo taba loco por que la vieras!”, exclamó. Ante tal manifiesto, la pequeñita abrazó la tambora, intentó tocarla y luego la beso dos veces.
Yo sólo sonreí y validé mi pensamiento inicial, entre Dominicanos la vida es más sabrosa.

domingo, 20 de julio de 2008

Vivir distraídos no es inteligente.

Me topé con uno de esos artículos que de primera impresión no dan deseos de leer pero al final vence la curiosidad, lo lees y resulta ser de lo más interesante: Cómo volver a prestar atención en un mundo distraído.

En el mismo, Maggie Jackson, autora de "Distracted: The erosion of attention and the coming Dark Age" plantea uno que otro concepto interesante para compartir pues sé que la distracción no es un tema exclusivo a mi persona.

Todos vivimos ya en un mundo en donde por ejemplo, llegamos temprano para trabajar algo importante y se presentan 2, 3, 4 micro reuniones informales, la mayoría de las veces, no agendadas, seguidas o a la par de llamadas telefónicas improvisadas y kilométricas, hasta que nos damos cuenta que llegamos el mediodía con la pantalla en blanco.

La distracción es ya parte de nuestra agenda. El artículo destaca que la baja más importante en esta era en donde reinan las altas tecnologías es la atención. Indica además que el trabajador promedio del conocimiento cambia de tarea cada tres minutos y ya distraído, necesita media hora para reanudar la tarea original.

Las interrupciones y el tiempo promedio de recuperación de la atención consumen aproximadamente el 28% de la jornada de un trabajador. Adicionalmente indica que se fomenta la perdida de las oportunidades para colectar energía creativa cuando los asistentes revisan sus correos electrónicos en dichas reuniones.

Cualquier parecido a nuestra realidad, no es pura coincidencia. La autora plantea que lo necesario es aprender a hablar el idiomar de la atención y destaca que la atención es un trío de capacidades: enfoque, consciencia y atención ejecutiva. Es decir, podemos estar estar en una playa, ser consciente de ello, enfocarnos en el azul del mar y tener la capacidad de planear y tomar decisiones en ese sentido.

La sabiduría es el arte de saber qué pasar por alto, cita al mencionar la predicción de William James, famoso psicológo norteaméricano.

Comme si de rien n’était


Así mismo es, habla y vive. Como si no pasara nada.
Cerca de sus 41 años es una mujer que tiene los pies muy bien plantados sobre la tierra, como las
mismísimas bases de la Torre Eiffel sobre el suelo de París.

Desde que escuché de ella por primera vez llamó mi atención, no por la pasarela (tema que por demás no suelo seguir mucho) sino por que tiene un tipo de belleza distinto y porque luego de ser una modelo tan exitosa, logró ser una artista de cierta importancia, algo en lo que muchas de su categoría fracasaron.

Sus amores anteriores, también llamaron mi atención: Donald Trump, Mick Jagger, Eric Clapton, Kevin Costner y muchos otros. 40 años y 30 amantes, a eso le llamo yo un buen average.

En una entrevista publicada por El País, me pareció que ciertas respuestas más que sencillas,son sinceras, espontáneas, naturales. Pero más que todo, inteligentes. Algo así como una guía de actitudes a asumir o quizás simplemente una alerta que se enciende y nos dice, fíjese bien, si Madame Sarkozy piensa de esta forma, quizás haya que revisarse y echar a un lado las poses, junto con ciertos puntos de vista vanales, conservadores, frivolos y ridículos.

Aquí, algunas de esas preguntas y respuestas, a propósito del lanzamiento de su nuevo disco: ‘Comme si de rien n’etait’.

¿Por qué un disco ahora? ¿Por qué he hecho este disco?
Porque es mi trabajo y tengo la suerte de poder hacerlo.

La popularidad de su marido en su primer año de mandato ha caído en picado. ¿Cree que esa bajada en las encuestas tiene algo que ver con usted?
Tiene que ver con los tiempos difíciles que corren para la gente en Francia. Tiene que ver con el hecho de que él quiere cambiar muchas cosas y a la gente no le gusta cambiar tanto. Hay mucho inmovilismo. Tiene que ver con la economía, que está en una situación difícil. Tiene que ver con los combustibles, que son muy caros… Pero, desde luego, no tiene que ver conmigo. No soy tan importante.

¿No le molesta que el juicio de la crítica sobre su trabajo, para bien o para mal, sea todo menos musical?
Lo que más me preocupa en la vida es la indiferencia. Quiero que guste o que no guste, con mayúsculas, pero que no deje a nadie indiferente.

¿Su disco está hecho con la cabeza o con el corazón? No hay discos hechos con la cabeza. En mi caso sería imposible. La cabeza no es importante en la música.

La cuestión es que conocemos todas sus conquistas desde que tenía 20 años por los medios de comunicación. ¿No le molesta?
Para nada, he tenido una vida y ahí está.
Pero hay famosos que lo ocultan todo… Que se esconden, que lo nieganEs cierto, pero yo no puedo hacerlo. Y como no puedo ni sé hacerlo, pues no me oculto y lo llevo bien.

¿En ‘Ma jeunesse’ se refiere a su juventud perdida? Sí, señor, Ma jeunesse se refiere a mi propia juventud. ¿Es una canción nostálgica?
La juventud es una página que se pasa. No es triste pasar página, es necesario; no se puede estar toda la vida en la misma página.

‘Tu es ma came’ (‘Eres mi droga’). ¿El amor es su droga?
Es una canción bonita que ya había escrito hace bastante tiempo; es una canción sobre el amor apasionado. Ese amor desesperado de cuando uno necesita a otra persona como si se tratase de una droga; una verdadera adicción.

Pero le ha ido todo bien: una buena familia, dinero, buenos estudios, unos padres cultos; ‘top model’, amante de éxito; cantante de éxito; primera dama. Es como un cuento de hadas.
Tengo mucha suerte, pero eso no ahuyenta los problemas o los desastres. Todo el mundo tiene problemas, todo el mundo tiene desastres. Nadie puede decir desde fuera si eres feliz o no. Parece un cuento de hadas, pero es una vida. Y tus desastres nadie los conoce. Sólo tú.
Pero usted es la imagen del éxito… No. Soy la imagen del trabajo, porque podría haberme conformado con lo que tenía cuando nací. Lo que me hace más feliz es el trabajo que he hecho desde que tenía 18 años.

¿Se ha desnudado demasiado en este disco? ¿Se arrepiente de haber contado demasiadas cosas sobre usted?
Sólo me avergüenzo de las cosas que no he hecho.
¿Por qué se ha casado? ¿Por qué se ha complicado la vida? ¿Por qué, siendo una persona tan libre, ha dado ese paso?
Porque estoy enamorada.
¿Cómo se lleva tener dos sombreros tan diferentes, el de cantante bohemia y el de recatada esposa del presidente? ¿No es algo esquizofrénico? ¿No se vuelve loca? Es muy sencillo, tengo dos sombreros, pero la cabeza que hay debajo es la misma: la mía, la de siempre.

domingo, 13 de julio de 2008

DICAT

Nuestro país avanza en algunas cosas y esto no es una cuña al gobierno. Al menos, damos ya unos pasitos en materia del servicio que ofrecen algunas instituciones públicas, las cuales a mi parecer, son mucho más eficientes que hace unos años.

Digo esto porque me ha tocado hacer varias de esas diligencias que antes le daban a uno un dolor de cabeza de tres días (1 día por todo lo que ahí se veía, otro por los famosos buscones y otro por la impotencia de tener que volver al mismo sitio por esos 3 días).

La Policia Nacional, por ejemplo, con todos sus defectos para mí tiene ya al menos una virtud: El Dicat: Departamento de Investigación de Crímenes y Delitos de Alta Tecnología.

Hace unos meses recibí varios emails y mensajes en los que no sólo se abusaba de mi privacidad, sino que también se me amenazaba, acosaba e intimidaba. Las vías eran diversas. Mensajes de texto, emails, llamadas telefónicas tanto a mí como a mis relacionados.

El "Ciber acoso" (ciber-acoso, acoso online) es definido por Wikipedia como el uso de información electrónica y medios de comunicación tales como e-mail, mensajería instantánea, mensajes de texto, blogs, teléfonos móviles y websites difamatorios para acosar a un individuo o grupo, mediante ataques personales u otros medios, y puede constituir un crimen informático.

Gracias al DICAT, en tan sólo unas 9 semanas pude saber de dónde provenían dichos mensajes.
Para todos aquellos que hacen y deshacen en el Internet sin precoupaciones y tras el anonimato, sepan que no vale que se conecten de centros de Internet ni en casas de amigos o robándose alguna señal de WIFI. Tampoco vale que se cree un usuario de Yahoo España u otro lugar para estos fínes.

El DICAT los rastrea y usa todos los medios posibles, no sólo locales sino también internacionales, para hacer su trabajo.

Esta institución trabaja junto a la Procuraduría General de la República, con el apoyo tecnológico de INDOTEL, las telefónicas y la Presidencia de la República. Quizás por eso funciona tan bien.

Si en lugar de ser el agresor, usted es víctima de este tipo de situaciones tan lamentables, escribame un comentario. Con gusto lo refiero a las personas correspondientes, dos generales muy eficientes y atentos a quienes no es necesario mencionar de forma pública.
Uno de ellos, dio por concluída la investigación diciéndome: "Usted decide si lleva el caso a la fiscalía correspondiente". Es perfectamente demandable.
Luego de semanas pensándolo. Ya tomé la decisión. Veamos ahora que tan eficiente es la Procuraduría.

sábado, 12 de julio de 2008

¿Qué momento en la vejez te abrigará?

Hace ya 3 años fuí a su último concierto en el Hotel Jaragua, un encuentro que disfruté de inicio a fin. Ahora viene con Vidas, disco considerado el más poético, vital y optimista de todas sus producciones.


Recuerdo que al lanzarlo, leí en El País que Vidas llega tras una larga temporada de retiro y silencio. "Creo que estaba cansado", dijo para explicar su temporal alejamiento. "Eran 10 años y ocho discos y necesitaba parar para tomar aire".

Creo que esa oxigenación le hizo bastante bien. Sin duda alguna, Vidas es uno de sus mejores discos: extremadamente sencillo, natural, sin poses, no le sobra ni le falta nada. Vidas es simplemente buena música y poesía.

Para algunos, Pedro Guerra es aburrido. Otros piensan que le falta morbo, que no tiene esa inteligencia, esa ironía que tiene Drexler, quien le es superior. (Debo admitir que esta última parte es cierta) pero para mí, en buen dominicano, Pedro Guerra tiene un qué se yo, mezclado con un no sé qué.
No tiene nada que ver con su físico, obviamente, pero es una cosa indescriptible que sólo puede tener alguien que al leer una noticia sobre el hallazgo de dos esqueletos abrazados, escriba una canción como 5000 mil años y la defina como "Es lo más parecido al amor eterno".

De esta producción, todo es bueno. Pero mi favorita es Huellas. La cual me hace pensar cada vez que la escucho en cuál será ese momento de vida que me abrigara en la vejez: algún buen recuerdo de mi abuela o de mi madre, uno de mis dos partos, una de esas sonrisas fakes de Cesarín, un te amo mami o un besito "sonao" de María del Mar. Quizás la luna o esa dulce sensación de amarlo todo de una vez, como bien dice la canción:


Cuantas cosas dejan huella/ cuantas cosas se recuerdan/ cuantas brillan en el tiempo aunque no estés.

Cuantos rastros, cuantas cosas/ cuanto al fin es lo que importa/ que momento en la vejez te abrigara.

Un parto, una sonrisa, una ilusión, aquel abrazo, una canción, la lluvia dibujada en el cristal.
Un beso, una caricia, la emoción de aquel encuentro, una razón, la tarde que desgasta la ciudad.

Cuantas cosas dejan huella/ cuantas cosas se recuerdan/ cuantas brillan en el tiempo aunque no estés.

Cuantos rastros, cuantas cosas, cuanto al fin es lo que importa.
Que momento en la vejez te abrigara
La luna y esa dulce sensación de amarlo todo de una vez, las brasas que aún incendian la pasión.
La calle, la cornisa y el balcón, el mapa mudos de tu piel, el fruto merecido del amor.

Cuantas cosas dejan huella/cuantas cosas se recuerdan/ que momento en la vejez, te abrigará.

domingo, 6 de julio de 2008

Paris Je T'aime

La idea me acaba de llegar. Estuve en Paris, hace ya 3 años y nunca escribí nada sobre ello. Creo que esto vino a mi cabeza por que escuché que alguien que acaba de estar allá dijo que el Moulin Rouge era un disparate y recuerdo que también tuve la misma percepción.

Estuve en Montmartre. Disfruté del espectáculo que ofrece en sus afueras la iglesia del Sagrado Corazón. Gente de todos lados, jóvenes, no tan jóvenes, expresando en el idioma que correspondiera su maravilla ante este lugar.

Este cielo azul nunca más visto en otro lado me permitió disfrutar de aquel encanto especial de ese barrio lleno de escalinatas, de esas que te dejan sin aire. Allá en ese apartamento, vive Jhony Deep, dijo el guía. Y todos miramos con cara de querer encontrarlo en ese preciso momento bajando por la estrecha calle.

Estuve en el Louvre y me dejó sin aire. Allí, justo allí no me pude controlar y eché a un lado la educación doméstica para violar las reglas y hacer una dominicanada. Lo siento, tenía que tomarle una foto, ya todos conocemos el poder de aquella sonrisa.

Allí, Un WOW común retumbaba en la entrada a los apartamentos de Napoleón. Todo rojo. Todo oro. La Venus de Milo, el Patio de la Esfinge, el Cuarto Rembrant, la gran galería. En la tienda, todo el mundo giró a ver qué pasaba cuando grité ¡Lo encontré! Refiriéndome al cañón. El único pedido que me había hecho Cesarín, con apenas dos años, como si el supiera que en Paris sería tan fácil encontrarse uno.
Visité Disney y en el por primera vez escuché de Cars y del Rayo McQueen. Por primera vez vi a Mimi y a Mickey en persona, a Lilo, a Stich, a Mr. Increíble, a Woody y muchos otros que hoy sólo veo por televisión en compañía de María del Mar y César Augusto.



Y por supuesto, La Torre Eiffel, el Arco del Triunfo, La Madeline y Notre Dame, en donde hice una petición por ya no recuerdo qué cosa.


Paris Je T'aime, perdóname el haber tardado tanto en decírtelo.








La casa de la abuela

Ayer estuve en la casa de la abuela. Luce distinto y no huele igual. Entonces recordé la teoría de los olores que hace días discutía con Wendy: Cuando algo no huele igual, ya no es lo mismo que era. No importa como luzca, si pierde el olor con el que lo identificabas, ha perdido su esencia.

La casa de la abuela. El lugar perfecto para celebrar lo que fuera: Nacimientos, bautizos, cumpleaños, bienvenidas, tardes de dominó entre todos los tíos, nochebuena, año nuevo, día de reyes o simplemente domingos por la tarde.

Caminé por el patio en el que de niña jugaba como si fuera Leslie en El mundo mágico de Terabithia. Recordé el día en que mi hermana cerró su puño por un largo rato ante el ataque de histeria que le provocó saber que había agarrado un sapo en lugar de alguna fruta. -¡Córtenme la mano! decía, ante la risa también histérica de todos los que la veíamos.

Los nombres de Raymond y Gregory siguen de negro en la pared de fondo en el patio, como si buscaran hacerme recordar la primera vez que escuché la palabra graffiti.

Ya no están los grandes árboles de bambú, aquellos que reían a las 12:00 de la medianoche de cada fin de año y al que los perros misteriosamente ladraban y ladraban por horas sin que alguien nos diera una explicación lógica del hecho.

La casa de la abuela. Aquella que una vez caminé dormida por la madrugada, queriendo salir a buscar el avión que había caído en el patio, hecho por el cual fui el hazmerreír y la anécdota de todos por mucho tiempo.

Después de 20 años, More sigue ahí. Parado del otro lado de la verja, me hizo recordar cuando con apenas 12 años, saludaba con la misma sonrisa y la misma alegría particular que le fuera dada con su retraso mental.

La casa de la abuela, puede que ya no huela igual, puede que luzca distinto, pero aún mantiene su esencia. Algunas cosas parecen no cambiar nunca.
Algunas teorías no son del todo aplicables.

jueves, 26 de junio de 2008

La 40 es la vencida

Si usted entra con frecuencia a este blog, sabe que el origen del mismo se debió a una especie de catarsis colectiva contra el mundo por el asunto de las chicas del servicio en mi casa.

Pocas personas me creen cuando les digo que yo llevo 40 y siempre me ponen a mí como la culpable del problema.

Desde María, Juana, que en paz descanse, Jocelyn, Jenifer, Anita, Damaris, Morena, La que comía piedra, Bertha, Miledys, Ivelisse, Bélgica, La Nana, Elizabeth, Mónica, Ramonita y otras más que ya ni recuerdo, la culpable de las idas terminaba siendo siempre La Doña.
Así pasaron varios años en los que mis hijos, en especial Cesarín, anduvo aprendiéndose nombres y tratando de entender el complejo mundo de estas mujeres y acostumbrándose a sus manías.

Hace ya 1 año, todo cambió. La No. 40, quién mereció un post a raíz de su llegada, sigue en la casa. Contra todo pronóstico, Milagros se ha metido a La Doña en un bolsillo. Mis hijos la adoran, al punto que María del Mar a veces la llama en la noche cuando despierta a pedir leche y César no deja que llegue el lunes sin decir !Extraño a Milagros! mami llámala y dile que venga ya.
-César, Milagros está descansando y cuidando sus niños, le explico un domingo, para recibir de respuesta un frío "Pero ve tu a cuidar sus hijos". Y en mi propia cara...

Andariega como ella sola, siempre tiene una excusa para ir al colmado. al mercado o al super. A veces incluso a los tres. Con la boca bien puesta, le ha dado boche a todo el que habita en el edificio. Responsable, nadie me creía que vino a pies de Azua cuando la tormenta Noel destruyó todos los puentes. Trancó al marido por maltrato, aunque luego se tranzó para que éste le terminará su casita. Habla más por teléfono que lo que come, aunque también come bastante.

Milalo, como cariñosamente la ha bautizado María del Mar, no es la excelencia. No está ni cerca de ser buena. Es la autora de una larga lista de cosas simplemente no entendibles: Desde la forma correcta de poner los cubiertos hasta cual de los botones es el botón de agua fría en la lavadora. Por eso, siempre termino yo poniéndo la mesa y nunca hay agua caliente para bañar los niños.

Pero esto no le impide ser incomparablemente perfecta al momento de alimentar a mis hijos, cuidarlos, corregirlos con severidad pero sin maltrato, jugar con ellos y sobre todo tratarlos por igual, sin distinciones ni preferencias: Mi niño, mi niña, mi amigo, mi amiga, mi muchachito, mi muchachita, si no hay más, compartan uno para los dos, en mitades iguales. No le pegues, es hembra. No le pegues, es tu hermano mayor.
-Milagros, ¿Que van a cenar los niños? Uf, Doña hace rato que cenaron...

Sí, la 40 es la vencida.

lunes, 23 de junio de 2008

Los sabores olvidados de la infancia

El episodio "Dengue clásico" no ha sido del todo malo. Es decir, no sólo ha sido culpable de terribles males como dolor hasta de cabellos, fiebre, falta de apetito, frío, calor, dolor, más calor, más frío, más dolor... Si no que también me ha permitido estar más tiempo de lo habitual junto a mis dos hijos, cosa que siempre es necesaria y bienvenida.

Ayer domingo, por ejemplo, disfruté a María del Mar en lo que he llamado una breve y prodigiosa muestra de que inevitablemente los tiempos cambian y simplemente tenemos que aceptarlo.


Una larga lista de ¿Porqué? y de ¿Qué es eso mami? A raíz de la lluvia, los rayos, los truenos y una televisión sin cable que dejó de funcionar por las mismas condiciones climáticas, hicieron que intentara en vano potencializar mi creatividad para no volvernos locas. Ella de insatisfacción al no escuchar las respuestas que quería y yo de intentar dar respuesta a todo lo que a ella se le ocurría preguntar.

Inicié mi improvisada lista de actividades con el juego de la vaca ya empezó... y después de dos ia ia ooo, me dijo - Mami yo quiero ver Hi 5 en la putadora...

La "embullé" y empecé a jugar a la rueda rueda. Llamé su atención hasta el segundo si no te quieres ir, acuéstate a dormir, para luego escucharla decir -Ya sé Mamiiii, ponme a Dora en la putadora... (Hay algo con Dora que no me termina de cuadrar, pero ese será otro tema).

Minutos después, intenté leerle su cuento favorito: El pirata Pepe. Pero el intento fue igualmente fallido. Ahora, quería ver Lazy Town o los Backyardigans, en la putadora.

En ese momento recordé que incluso de grande, esos eran mis juegos y que en tardes de lluvia o sin ella, mis hermanos y yo nos solazábamos con mi mamá en largas sesiones de parché, (clásico o chino), cartas, veo veo, adivina adivinador, stop o cepillo.
Fue entonces cuando decidí aceptar la realidad: Estos son mis sabores. Algunos de ellos, María del Mar los disfruta a medias, otros ni siquiera los ha probado y algunos quizás ni llegue a probarlos.

Fue entonces cuando dejé de hacer resistencia. Entre a Youtube y di play a la larga lista de videos ya registrados bajo el usuario MM. Ella los disfrutó todos, a mí me supo a....
A mi me supo a nada.

sábado, 21 de junio de 2008

La culpa de todos mis males

Ya sé todo sobre él (¿O debo decir, sobre ella?) y honrando al amigo Castel, es cierto eso de que uno puede detestar con mayor razón lo que se conoce a fondo.
¿Cómo es posible que cosas tan insignificantes puedan causar tanto malestar?

jueves, 19 de junio de 2008

Vielkarismo

I
No hay cosas buenas ni malas, lo que hay son compromisos y consecuencias.
II
El que se va a joder, no calcula.
III
El burro cree que todos son de su misma condición.
IV
Lo más grande, no se ha visto.

domingo, 15 de junio de 2008

¿Pensaremos todos lo mismo?

El secreto para entender a una ciudad y a su gente es aprender la palabra de la calle.

En Comer, rezar y amar, Giulio le explica a Lyss que quizás Roma y ella usen palabras distintas y por eso, se siente tan fuera de Roma a pesar de llevar allí varias semanas ya.


"Todas las ciudades tienen una sola palabra que las identifica, que define a la mayoría de sus habitantes. Si pudieras leer el pensamiento de la gente con la que te cruzas por la calle, descubrírias que la mayor parte de ellos están pensando lo mismo". Sea cual sea ese pensamiento, ésa es la palabra de la ciudad. Y si tu palabra no concuerda con la de la ciudad, entonces no es tu sitio...

La palabra de Nueva York, conversan los amigos, es Lograr. La palabra de Los Angeles es triunfar. La palabra de Roma es sexo. La del Vaticano es poder. La de Estocolmo es conformarse. La de Nápoles es luchar.

¿Cuál será la palabra de Santo Domingo? ¿Cuál es tu palabra?


domingo, 8 de junio de 2008

¿Qué pasó?

El lunes pasado fue lanzado el libro What Happened de Scott McClellan, el ex vocero del presidente George Bush, que describe cómo era la Casa Blanca durante su gestión como Secretario de Prensa.

Si la cosa se hubiese quedado en describir su gestión, no hubiese ningún problema, pero este personaje ha causado un gran alboroto en el mundo de las Relaciones Públicas por traer de vuelta un dilema sobre la ética, la lealtad y confidencialidad que debe caracterizar a quienes ejercemos esta profesión.

En What Happened, McClellan admite que mintió a los medios sobre los argumentos para que Estados Unidos entrara en la guerra de Irak. Alega que estaba mal informado, que se dejó engañar y se atreve incluso a criticar a los medios por no haber sido sagaces y cuestionar las decisiones del actual presidente de los Estados Unidos.

Como si a Bush le faltara poco, ahora resulta que tuvo a su lado por no sé que cantidad de tiempo un gatito de María Ramos que aparentemente nunca mostró remordimiento mientras estaba en la Casa Blanca y ahora aparece en el momento preciso con su librito debajo del brazo, arrepentido de haber dado esas declaraciones al público y a los medios.

Dice sentirse “engañado” por las informaciones que él mismo difundía. Ante sus declaraciones, un analista de temas legales de la cadena CBS nos llamó a todos los relacionadores públicos “mentirosos profesionales”. La PRSA (Public Relations Society of America) salió al frente a los ataques pero no ha tenido mucho resultado.

¿Cómo nos deja esto parados? Muy mal, por supuesto. Al leer la nota, no puedo evitar pensar en que este es un aprovechado. ¿Cuánto de esto puede ser verdad? Claro, si no hubiese sacado el libro, le creería a McClellan, pues Bush no goza para nada de mi aceptación. De Bush podemos esperar cualquier cosa, pero eso no quita que me crea el discursito de arrepentido de su antiguo relacionador público.

Lo importante aquí es recordar que la balanza debe ser precisa. Los medios –cada día con mayor alcance- tienen fija la mirada en nosotros, en nuestra ética y nuestra credibilidad. Las empresas en nuestra lealtad, en nuestro compromiso. Esas siempre serán las verdaderas credenciales de esta profesión. Los que no la modelan, son unos estafadores que dependiendo el momento, juran decir la verdad y nada más que la verdad.

sábado, 7 de junio de 2008

bel far niente

En su libro Comer, rezar y amar; Elizabeth Gilbert destaca que los estadounidenses son incapaces de disfrutar del placer por las buenas. Valoran el entretenimiento, le dedican miles de millones de dólares a esa industria que va desde cine hasta parques temáticos, pero esto no implica que valoren el placer.

Gilbert resalta un estereotipo americano y lo define como triste: Un ejecutivo estresado que se va de vacaciones, pero no consigue relajarse. No está acostumbrado a hacer nada.
En el relato, le pregunta a su amigo Luca si los italianos que se van de vacaciones tienen el mismo problema. ¡Que va! constestó Luca. Nosotros somos los maestros del bel far niente o lo que es igual "La belleza de no hacer nada". Trabajamos mucho, pero cuanto más exquisita y placenteramente domines el arte de no hacer nada, más alto habrás llegado en la vida.

El disfrute silencioso. Disfrutar sin hacer nada. ¿Cuándo fué la última vez que nos dimos ese lujo?

domingo, 1 de junio de 2008

Guerra, moda, tecnología y excesos...

Luego de mucha controversia la pasada semana se anunció el retiro de la publicidad de Dunkin Donouts en la que Rachel Ray exhibía una bufanda que según un grupo de bloggers conservadores, debo decir ¿Extremistas? ó ¿Llama la atención? o quizás ¿Paranoicos? dejaban por sentado que se trataba de una promoción del símbolo del terrorismo.

La fuerza de Youtube y la influencia de los blogs produjeron finalmente la retirada del spot. No hubo nadie en frente de algún restaurante con un letrero que rechazara la publicidad. Seguí la noticia por Internet desde inicios de mayo y no, no lo hubo. Ya hoy eso es algo menos necesario.

Las voces de cualquier parte del mundo se siguen alzando para reclamar lo que se nos ocurra. En este caso, los autores de Little Green Footballs iniciaron ataques y bombardeos durante varias semanas y junto con ellos, otros bloggers más conservadores aún, insistieron en acusar la empresa de promover el tradicional pañuelo de los hombres árabes que simboliza la asesina yihad palestina.

La guerra ya no sólo se da en los campos de batalla. Trasciende a la moda, hace uso de la tecnología, el poder de los medios y la apertura. Lo que era un simple accesorio terminó con la campaña publicitaria de un café helado, llevándose el presupuesto asignado, cientos de horas de trabajo y un obvio malestar entre la cadena y el talento quien aparentemente eligió la prenda.

La Kufiyah en EEUU es una bufanda de moda que ha logrado saltar de las mesas de ventas callejeras a las cadenas de ropa internacionales. Alguna de ellas, como Urban Outfitters, se vieron obligados a retirarlas de sus escaparates a raíz de la presión de grupos pro-Israel.
¿Se trata de guerra? ¿de moda? o ¿es un exceso?

miércoles, 28 de mayo de 2008

La manifestación de los payasos

Se cree que la palabra "payaso" se deriva de un tal Pagliaci. Su historia no es muy precisa, pero se sabe que los payasos existen desde la antigüedad. Hay rastros de ellos en la antigua China, en Oriente, en Malasia, Grecia y Roma en donde varios lograron hacerse famosos por sus peculiares características.

A partir de la edad media y ante la desaparición de los teatros, los payasos se ven obligados a andar por las plazas y mercados de los diferentes países europeos, convirtiéndose en seres nómadas. Así surgen los bufones, que contrario a ser tontos o estúpidos eran personajes sagaces y de mucha astucia. Aún hoy, como en aquella época, gozan de un trato familiar de parte de sus amos.

Del bufón surge el Arlequín, con su disfraz de parches en forma de rombos y su antifaz. Más tarde, en Francia, aparece Pierrot, conocido como el payaso moderno. Algunos payasos como Pierrot han logrado traspasar no sólo años de historia, sino también mares y continentes. Imitan personajes de la actualidad y se consideran románticos enamorados de la luna.

En inglés el payaso se conoce como Clown, que es un derivado de clo, lo que significa campesino, origen del que siempre se sienten orgullosos.

Los payasos, pueden tener diversas habilidades. Son acróbatas (o lo que es lo mismo, cirqueros) músicos ó artistas, malabaristas ó simplemente hábiles entrenadores de animales (pueden incluso comportarse como animales) y ser bailarines, magos y por supuesto cuentachistes.

Un traguito de Whisky o Ron y unos quesos o embutidos, es suficiente para olvidar aquel público que lo abucheó en algún escenario anterior o en una que otra función previa, en la que el efecto risa brillo por su ausencia.

Por ese cáracter multifacético pueden desempeñar toda suerte de acciones y presentaciones inimaginables que dependen, en buena parte, de sus capacidades como payasos, pero sobre todo, de los aplausos y la aceptacion que reciban a cambio de sus payasadas.

Crónica Ligera

Hoy amanecí con la sorpresa de que Ana Mercy Otañez, periodista amiga de aquellos tiempos en Porter, -tiempo que a propósito, para ella fueron efímeros- recomienda en su columna Crónica Ligera visitar este blog, calificándolo de fácil lectura, entretenido, cotidiano, femenino e informativo....


Ana Mercy aquí te envío un abrazo virtual hasta que nos tomemos ese café pendiente desde hace ya años.

lunes, 26 de mayo de 2008

El nuevo


Lo conocí gracias a La Vane y no puedo negar que me causó una muy buena primera impresión: sencillo, múltiples oportunidades, atractivo, refrescante, práctico.
Estos son apenas algunos de los atributos del Tumblr… Un sitio Web lanzado el pasado año 2007, que sirve para colgar en una página personal –al estilo blog- lo que se nos ocurra, incluso simples notas, frases o Webs que nos llamen la atención y no queremos olvidar.
A mí me parece que puede ser un “post-it” online, quizás un diario ( aunque pierde el misterio de la privacidad) Pero sí, de no estar tan enamorada del blog, me engancharía en lo que ya es la nueva fiebre en Estados Unidos.

“Aquí ya nadie bloguea” le dijo su amiga a Vanessa y esto de seguro, la motivó a engancharse.

Yo, sigo apegada a mi blog. Lo siento, no puedo serle infiel. Sigo aquí, en este espacio en donde tengo que hacer varios clicks para lograr plasmar lo que quiero decir. A pesar de ello, armé mi tumblr (ya veré el uso que le doy más adelante). Mientras, aquí les presento la herramienta; en caso de que se motiven a un concepto un poco más minimalista y menos complicado…