lunes, 18 de junio de 2007

Sin receta médica…

Domingo 10 de junio de 2007

Este post lejos de ser una burla, busca dejarles saber que existen muchas necesidades de las cuales vivimos ajenos… Y sí, pasan aquí en RD, en SD, al lado de tu calle, al lado de tu casa, quizás en frente, quizás bajo tu mismo techo si no llegas a descubrilo…


La Recordé hace unos días, en el momento en que el Doctor me dio mí diagnostico: Tienes Anemia. Necesitas Hierro, no te estás alimentando bien….

Cuando fui a buscarla a Tricom, empresa para la que en ese entonces trabajaba, María del Mar tenía apenas 2 meses de nacida e igual cantidad de niñeras ya habían pasado por la casa.
No recuerdo el nombre de esta en particular, pero creo que nunca olvidaría su cara.

Tampoco recuerdo cómo llegué donde ella, pero sé que venía cargada de sueños, deseos de trabajar y sobre todo mucha necesidad. Lo cual noté en sus ojos cuando se montó en el carro y empezó a hablarme de su hija de seis años.

Ella apenas tenía 22. Desde que llegó a la casa se hizo cargo de todo y tuvimos un primer día formidable. Me pidió cargar a María y cuando lo hizo recordé a Arlyn y su chiste de que la nana de su sobrina parecía un brownie con crema cuando la tenía en brazos.

El segundo día no fue tan formidable. Pasaban las 10:00 AM y al entrar a la cocina a buscar algo veo que la estufa está llena de pedazos de tierra, como piedras.

¿Y eso? Pregunté. ¿Es para que las habichuelas estén más rápido? Ignorante al fin, seguí preguntando.
Ella sólo se rió y dijo sí.
Yo que seguía sin entender, hice una nueva pregunta ¿Pero y de donde tu sacaste esas piedras? ¿Tú bajaste y no me dijiste nada?
No, yo las traje de por mi casa, dijo.
Y ahí ya empecé a preocuparme. ¿Cómo así? Insistí, para escuchar entonces una de las cosas que más me ha sorprendido en la vida:

Es que yo me las como, y las estoy calentando para comérmelas. Varios minutos pasaron antes de que reaccionara y seguir preguntando ¿Pero por qué tu te las comes?
Ah, es que me quedé con esa costumbre después que salí embarazada (es decir, desde hace más de 6 años).

Traté de insistir diciéndole que eso podría hacerle daño, que no lo hiciera, que eso no era normal. Nada valió. Ella insistía en que eso no le hacía nada y peor aún insistía en que no me preocupara.
En 5 minutos visualicé a Cesarito con un plato de piedras, pidiendo más… Me vi corriendo al médico con María con una piedra en la boca que le dio su hermanito. Entré en pánico. Ella me miraba con cara de miedo y yo casi llorando hice varias llamadas de consulta y todas coincidían en lo mismo: No te quedes con ella, tienes una niña pequeña… eso no es normal…

Así lo decidí, por desconocimiento le pedí que se fuera, no sin antes recoger todas las piedras.
En la tarde, y luego de mucho preguntar surgió la explicación:
La falta en el organismo de algunos minerales lleva a las personas a ingerir sustancias como la tierra. Esta conducta se debe a una alteración del apetito denominada geofagia, que también se presenta en personas con retraso mental y mujeres embarazadas, y cuyas causas son aún un enigma para los investigadores. El gusto por consumir sustancias no comestibles parece estar relacionado con la falta de determinados minerales en el organismo, aunque todavía no se ha llegado a una razón científica demostrada. Además de tierra, se conocen personas con necesidad de ingerir o chupar otros materiales como la tiza, la arcilla, el hielo o el plomo, cuyas consecuencias, en casos extremos, pueden llevar al envenenamiento.

Varias semanas después, la niñera nueva que acaba de llegar entra a mi habitación para preguntarme si puede botar una funda de piedras que encontró debajo de la cama…
Sí, respondí, bótalas. Yo creo que ya no las vamos a necesitar…

4 comentarios:

Will dijo...

Dios mio...pero las cosas que pasan en tu casa....

lagitti dijo...

Tienes una tarea en mi blog , lo lamento!

Anónimo dijo...

Esta "adiccion" no es mas que una expresion de la falta de capacidad de la gente pobre de obtener vitaminas y lo hacen a traves de esta via (tierra en grumos, pintura de la pared, cabellos, etc) ya que estos elementos son ricos en minerales y por supuesto el abuso de esto puede ser peligroso pero es altamente usada en los paises del tercer mundo y subdesarrollados.... como decir a falta de pan casabe

Anónimo dijo...

Que bueno que regresaste, me encantan tus historias. Espero leerlas mas a menudo!