jueves, 31 de enero de 2008

Semáforos inteligentes, AMET brutos...

Parecía un ensayo para algún comercial de carrera de autos.
Todos íbamos a to' lo que da, "Churchill bajando", apostando a los 34 segundos que le quedaban en verde el semáforo inteligente. Todo iba según lo calculado, hasta que al AMET se le ocurrió llevarse el pito a la boca y detenernos en plena Rómulo Betancourt. Adiós soluciones tangibles a los problemas del tránsito en la Capital.
Son las 6:00 de la tarde. Es la hora pico en cualquier avenida de esta ciudad y al AMET no le importa si las luces de colores son análogas o inteligentes. Su coeficiente no es tan suficiente para pensar que está mal que los 25 vehículos que se detuvieron ante su silbato tocaran bocina de forma simultánea.
De seguro se preguntó: "¿y porqué hay que perder la costumbre del ruido colectivo?".
Asumo que ninguno de sus superiores le ha hecho notar que esos costosos equipos se adquirieron para disminuir el consumo de combustibles.
El brillante AMET no entiende eso de sistemas de coordinación y mucho menos se imagina que, de no haber tocado su pito, hubiese contribuido a evitar que los casquetes polares se derritan y las islas del Caribe no sean tragadas por el mar. El no entiende nada de Medio Ambiente.
Si alguno de nosotros se le hubiese ocurrido bajar el cristal para explicarle todo eso, de seguro sale "multao". A fin de cuentas, el cumplía con su deber: cubrir cueste lo que cueste su asignación de multas del día. Hasta ahí su nivel de aporte a la planificación del tránsito urbano.
Pasaron los 34 segundos, el AMET vuelve a tocar el silbato, mientras agita su mano para que nos demos prisa... Imagino que quiere que crucemos antes de que la pantalla inteligente marque el 00.
El primer semáforo funcionó en Cleveland en 1914, en este momento, 93 años de sabiduría humana fueron ignorados de pronto, cuando un solo individuo se le ocurrió llevarse un pito a la boca.

2 comentarios:

Will dijo...

ya lo dije todo en mi ultimo post..no son amet, son ÑAMETS...

Joan Guerrero dijo...

Ponen un sistema avanzado de tránsito en la ciudad, y los "ñamets" son la raza brutesca que pulula por nuestras aceras haciendo coro entre ellos. ¿Solucionar el tránsito? Qué va.