lunes, 18 de agosto de 2008

Back to school

La mejor herencia que pueden dejar los padres a sus hijos es la educación.

Cuando era niña y escuchaba esto, me sonaba a premio de consolación, pues estaba clara de que mis padres no tenían para mí otra fortuna que no fuera la voluntad de educarme.
Ahora que soy grande y tengo mis hijos, me suena a reto. Un reto que cada día se hace mayor, no sólo por el compromiso con la calidad de la enseñanza, sino también por la inversión económica que conlleva lograrlo.
El inicio del año escolar, en buen dominicano, nos dejó a todos sin un chele. Durante las compras no dejaba de preguntarme, ¿Cómo se hace la gente que tiene cinco hijos y menos ingresos? Nadie me supo contestar, pero todos lo hacen. Todos lo hacemos. Y creo que es precisamente basados en la premisa de que es la mejor herencia que les estamos dejando.
Hoy llevé a María del Mar a su primer día de clases. "Welcome back to school!", decían a coro y con efusividad las maestras al darle la bienvenida a todos los niños. ¡Pa´l colegio las mujeres y los hombres del futuro coño!", gritó un vendedor de cosas viejas que pasaba en ese momento frente al colegio.

1 comentario:

Lissette dijo...

Este me gusto, porque uno no valora(como muchas cosas que le dicen los padres) los consejos que le daban. La educación y el trabajo es lo unico que siempre paga y da buenos frutos, ademas de que las enseñanzas de de ellos se derivan duran toda la vida.