sábado, 7 de junio de 2008

bel far niente

En su libro Comer, rezar y amar; Elizabeth Gilbert destaca que los estadounidenses son incapaces de disfrutar del placer por las buenas. Valoran el entretenimiento, le dedican miles de millones de dólares a esa industria que va desde cine hasta parques temáticos, pero esto no implica que valoren el placer.

Gilbert resalta un estereotipo americano y lo define como triste: Un ejecutivo estresado que se va de vacaciones, pero no consigue relajarse. No está acostumbrado a hacer nada.
En el relato, le pregunta a su amigo Luca si los italianos que se van de vacaciones tienen el mismo problema. ¡Que va! constestó Luca. Nosotros somos los maestros del bel far niente o lo que es igual "La belleza de no hacer nada". Trabajamos mucho, pero cuanto más exquisita y placenteramente domines el arte de no hacer nada, más alto habrás llegado en la vida.

El disfrute silencioso. Disfrutar sin hacer nada. ¿Cuándo fué la última vez que nos dimos ese lujo?

1 comentario:

lagitti dijo...

Yo quiero, no hacer nada.